Nosotros en la prensa

Vacas de exposición

El diario El Comercio hace referencia a nuestra ganadería el 11 de Noviembre de 2012

Diario El Comercio | Texto: Eva Mayordomo | Fotos: Peteiro


La ‘Siria’, la ‘Golfa’, la ‘Famosa’ y la ‘Mentirosa’ están en posición de concurso. Vistas de frente, sus cuatro cabezas y ocho cuernos forman una hilera perfecta. Desde atrás, los corvejones y la caída de la cola se mantiene regulares en comparación de unas y otras. Están muy pegadas entre sí, y alguna intenta escaparse del escaparate sin demasiado éxito: ahí están sus dueños para darles un toque en el hocico. Quizás sea una postura grupal poco frecuente para las vacas, cuya estampa más habitual es la de varios animales esparcidos por el ‘prao’ de turno, pero es la manera de que las cuatro puedan lucir su morfología "cuidadosamente seleccionada" de cara a los jueces de los concursos. Así lo explica Jose Manuel Cardín, que junto con otro socio lleva la Ganadería Les Roxes en Poreñu,Villaviciosa. Un pequeño núcleo plagado de molinos tradicionales que este año le pisó los talones a Bueño, quedando segundo en las votaciones por el Pueblo Ejemplar. Y es que Cardín es, además de ganadero, alcalde de Poreñu, y en estas dos ocupaciones echa los restos. A las ocho de la mañana inicia su actividad en la finca de El Rosal, en el barrio de Carcabada, y en este día, a la una de la tarde, lo que toca es coger un cepillo de gruesas cerdas para sacar lustre al pelaje de alguna ‘Asturiana de los Valles’, la raza de vacuno que cría para la venta de carne. "Aquí hay quehacer para todo el día", cuenta Jose Manuel. Y lo resume en tres palabras:"Tien que gustate".


A pocos metros, su hijo David, enfundado en un peto de trabajo, reúne montones de hierba para alimentar al ganado dentro de la cuadra. ¿Posible sucesor del negocio algún día? "Espero que no. Al menos no como actividad principal. Que lo compaginen con otra cosa, como mucho". Entre las trabas que Cardín padre ve para esta profesión en Asturias se cuentan, primero, "que somos los últimos para todo, no preocupan nuestros problemas". Pone de ejemplo la burocracia. "Si yo soy ganadero, porqué tengo que echar dos horas al día más en rellenar partes y bajarlos a Villaviciosa. Te dicen que se pueden hacer por Internet, sí, pero yo soy ganadero...¿Tengo que ser también administrativo, informático...?". Le gustaría que ese tipo de trámites fueran "más sencillos" para así poder dedicarse a lo que de verdad le motiva: ganar un concurso tras otro. Enumera los que se ha llevado para casa este año en alguna categoría(Siero, Cangas de Narcea...) pero se muestra especialmente complacido en cuanto al de Puerto de Somiedo, donde participó con 5 vacas y cosechó las victorias de Lote Campeón Nacional de Rebaño de Vacas, Lote Campeón Nacional de Rebaño de Novillas, y Novilla Campeona. Especialmente orgulloso se siente de las cuatro vacas mencionadas al principio. Basta con una muestra: "Voy a aprovechar, sacadme por favor una foto con cada vaca, que otras cuatro como éstas no creo que las tenga más", solicita Cardín. Y posa con ellas sobre la verde pasarela. "Mira qué morfología, esto solo se consigue con estrategia, cruzando a los mejores". Por el ‘prao’ caminan ya su hijo con la ‘Famosa’ y Alejandro Naredo, de trece años, otro habitual en las tareas de la ganadería Les Roxes "desde siempre". Deberes del colegio y el fútbol ocupan el resto de su tiempo. Tanto él como David Cardín tienen, según Jose Manuel, ‘un don’. En cierto modo se aprecia al verlos guiar a las vacas con facilidad,valiéndose de una cuerda y sus propias manos, haciendo que caminen rectas, hasta elegantes, con la cabeza muy erguida y con la suficiente lentitud como para poder apreciarlas bien.


Además del trabajo, mantener a estos ejemplares bovinos cuestan "mucho dinero. Este año ya comieron el pienso de todo 2012", en alusión a la escasez de precipitaciones, y por tanto de pasto suficiente. Y el pienso, que mastican ajenas a su precio ‘Sonsoles’, ‘Erica’,‘Nerea’ y ‘Melody’, "se ha encarecido respecto a hace dos años, además de la gasolina".


Mientras lo explica, un borrego se le acerca, curioseando. "Es Honorino, la mascota. Es como un perro. Le pusimos pañales cuando la madre lo abandonó, y le dimos el biberón, no vas matalu" . Además de Honorino, también cuentan con perros pastores que los ayudan a llevar las vacas.


Más habitantes de ‘Les Roxes’. Dos novillas tienen su propio reciento, y saborean la hierba que les ofrece el benjamín Naredo para cebarlas. Como agradecimiento, un par de lametones en la mano. Y a escasos metros, disfrutando del calor materno, un xatu de apenas 48 horas de vida. Sin bautizar. Pero siguiendo la estela de nombres de cantantes, puede que se acabe llamando ‘Melendi’. De momento, solo se preocupa por hacer equilibrios sobre sus recién estrenadas pezuñas y observar todo lo que le rodea con sus ojos saltones.


Dependiendo de sus características físicas, su futuro será diferente. Si no sirve para las exposiciones, será destinado a la venta y consumo de carne, que es de donde vienen la mayor parte de los ingresos de una ganadería como esta.


Con dificultades o sin ellas, Jose Manuel confía en seguir criando xatos por "mucho tiempo" y además poder presentar su lote preferido de vacas a todos los concursos y exposiciones. Y tal vez, como alcalde de Poreñu, lograr convencer algún año a otro jurado: el de los Premios Príncipe de Asturias.